Colegios y Escuelas de Bolivia

27.3.15

Directora del "Loyola" amenaza con no abrir recinto electoral

La dirección y la Junta Escolar de padres de familia del colegio "San Ignacio de Loyola", tomaron la determinación de no abrir las puertas del establecimiento para que funcione como recinto electoral este domingo, mientras no limpien la propaganda y mensajes proselitistas que fueron pintados en sus muros.

Así lo hizo conocer la directora del colegio, Hermana Silvia Rojas Santiesteban, quien visiblemente molesta acudió a oficinas del Tribunal Electoral Departamental de Oruro (TEDO), para sentar una denuncia, porque en la madrugada del jueves, militantes de un partido político, cuyo nombre no puede ser mencionado debido al silencio electoral, pintarrajearon los muros del establecimiento.

Esta acción vulnera dos normas: por un lado el reglamento de propaganda electoral para los comicios subnacionales, que indica que el plazo para emitir mensajes proselitistas fenecía ayer y por otro, la ordenanza 07/2002 que prohíbe el pegado de afiches y pintado en paredes tanto de edificios públicos como privados.

Según la denunciante, un grupo de personas de una agrupación política escribieron con aerosol una serie de mensajes proselitistas en el muro del colegio, por lo que increpó a estos sujetos, quienes se fueron del lugar cuando la religiosa ingresó a su hogar para llamar a la Policía.

Tras este hecho, procedió a comunicar sobre el mismo a los padres de familia, con quienes elaboraron la denuncia, recabando además datos de la pasada elección nacional, ocasión en la que también se daño los muros con pintura, teniendo que erogar entre la dirección y la Junta Escolar, un monto de dinero para el repintado.

"Hemos empezado el año con las paredes llenas de malas palabras, nosotros con los padres y alumnos tuvimos que asumir el gasto y el trabajo. Este año de nuevo, no es justo, no nos va a pasar lo mismo, no vamos a abrir las puertas del colegio hasta que las paredes estén limpias, con ese compromiso estamos dispuestos a dar el colegio para las elecciones del domingo", dijo la hermana. En el colegio "San Ignacio de Loyola", se tiene un recinto electoral con 23 mesas, que podrían no abrirse si no se da una solución a este tema, porque tanto la dirección como los padres están cansados de sufrir estos daños.

"Este es un centro educativo y educamos a los jóvenes, les exigimos que no pinten las paredes y ahora resulta que los adultos somos los primeros en cometer estos errores, con qué moral vamos a exigir a los chicos", indicó.

TEDO

Por su parte la presidente del TEDO, Lucy Cruz, manifestó que se hará un análisis de la denuncia presentada y de acuerdo a ello se establecerán las sanciones correspondientes contra quienes sean hallados culpables del hecho, pero que no se puede cerrar el recinto pues esto se constituiría en un delito electoral.

Oruro Prohíben a estudiantes pasear en horas de clases

Las autoridades de la Dirección Distrital de Educación de Oruro prohibieron el paseo de los estudiantes en las calles, plazas, parques o entrar a los tilines, cafés y otros lugares, después de pasar clases.

La disposición fue emitida con una circular No. 15/2015, firmada por el director distrital de educación, Leoncio Choque, a solicitud del ministro de Educación, Roberto Aguilar, quien, de forma pública, pidió “expulsar a los estudiantes que generen violencia en las escuelas y colegios”.

La reacción de las autoridades fue confirmada con ese documento, después que la semana pasada se protagonizó una pelea callejera entre alumnos de los colegios Juan Misael Saracho y Simón Bolívar. La Policía efectuó la detención de los 34 estudiantes y, después de un compromiso de sus padres, los puso en libertad.

Según los alumnos del colegio Saracho, los que provocaron la reyerta fueron los estudiantes del colegio Bolívar que, en grupos, fueron a atacar el edificio de la calle Montecinos, esquina Pagador.

Según el profesor Leoncio Choque, a partir de la fecha, “está prohibido a los estudiantes (hombres y mujeres) deambular en las calles, plazas, parques, tilines, cafés internet y otros, después de pasar clases, porque de lo contrario, serán detenidos por los efectivos de la Policía”.

Pidió a los padres de familia, “controlar las actividades que hacen sus hijos, sus horarios de ingreso y salida, y con quiénes realizan las actividades, ya que el comportamiento violento que se está demostrando, viene de casa, por lo que es responsabilidad de los padres de familia, preocuparse por la educación de sus hijos”.

Agregó: “No se debe perder de vista que los niños, desde que hacen, reciben la educación en su casa, de tal suerte que los estudiantes que ocasionaron hechos violentos, han debido recibir un ejemplo de cómo estamos en la casa con nuestros hijos, igual de los y las alumnas que beben bebidas alcohólicas”.

El comandante de la Policía Departamental, coronel René Rojas, advirtió que los funcionarios de su dependencia “harán su trabajo específico de evitar violencia en las calles, así como en los hogares, de acuerdo a las disposiciones legales en vigencia”.

Expresó que, de la misma forma, se redoblará la vigilancia en los lugares donde hay establecimientos educativos, para que no existan conflictos, como los que ocurrieron la pasada semana.

La circular tiene respaldo de la Dirección Departamental de Educación y de la Defensoría del Pueblo, para erradicar la violencia en la ciudad de Oruro, ya que los estudiantes, al deambular en las calles, en grupo, también están provocando acciones de provocación.

Según el director de educación de Oruro, también existen resoluciones que disponen la expulsión de los alumnos que provoquen agresiones físicas, sexuales, que porten armas o que se dediquen al consumo de bebidas alcohólicas y de drogas.

La nueva circular se aplicará a partir del 12 de abril, Día del Niño Boliviano.

26.3.15

Video Suspenden clases en colegios este sábado porque prepararán recintos electorales

En Oruro expulsarán a alumnos violentos



Estudiantes que agredan física y sexualmente a sus compañeros de colegio o de otro, consuman bebidas alcohólicas o drogas, o porten armas dentro de los establecimientos o en cercanías, serán expulsados de las unidades educativas de Oruro, según establece una circular.

“Ante la conducta violenta de algunos alumnos, que protagonizan peleas callejeras y consumen bebidas alcohólicas, se emitió una circular que establece su expulsión. El objetivo es prevenir más casos de violencia dentro y fuera de las unidades educativas”, informó ayer Leoncio Choque, responsable distrital de la Dirección Departamental de Educación (DDE) Oruro.

Aclaró que la circular rige solo para los colegios de la ciudad de Oruro. Asimismo, resaltó que suman varios hechos de violencia entre estudiantes, sobre todo peleas entre alumnos de diferentes colegios. Según el reporte del periódico local La Patria, a mediados de marzo se reportó un enfrentamiento entre jóvenes del Bolívar y el Saracho, lo que dejó un herido y al menos 45 detenidos.

Previo a la aprobación de la circular, la DDE de Oruro se reunió con representantes de las juntas escolares, del magisterio del departamento, la Defensoría del Pueblo, Defensoría de la Niñez y Adolescencia y de la Policía, quienes respaldaron la medida.

“En la circular también se especifica que se prohíbe a los estudiantes deambular en las calles, lugares públicos o quedarse en las plazas, tilines y cafés internet, una vez terminadas las clases. Para el control se autoriza a la Policía, funcionarios del municipio o a la junta escolar aplicar la norma desde el 14 de abril”, dijo Choque. Añadió que esa Dirección, con el apoyo de otras instancias, socializará la circular en todo el ámbito estudiantil de la urbe orureña.

Intentan enterrar vivo a maestro acusado de violación

Comunarios del sector Taypi Playa, del municipio de Caranavi, intentaron enterrar vivo a un maestro acusado de violar a una niña de 10 años que estudia en la escuela local, reportó radio Constelación para ERBOL.

Al menos dos menores declararon ser víctimas de este profesor y exámenes forenses demostraron que sí hubo abuso sexual en una de ellas, informó el responsable de la Defensoría de la Niñez en Caranavi, Francisco Rodríguez.

En una de los casos, Rodríguez relató que la niña estaba jugando con sus compañeros y uno de ellos le bajó el pantalón. Entonces la niña pidió que no le hagan como su profesor. Los padres escucharon la revelación e interrogaron a la menor. Después, lo denunciaron ante la Defensoría.

El funcionario afirmó que el profesor daba dulces y chocolates a la niña para que mantenga silencio sobre los ultrajes.

En otro caso, el profesor metió a una menor a su cuarto y le bajó el pantalón. El hermano de la victima vio el hecho y alertó a sus padres, según el dirigente de la junta escolar Jorge Vallejos.
Incluso, según Vallejos, se pudo evidenciar que el profesor tomaba fotos de sus víctimas.

Ayer, los comunarios decidieron hacer justicia y enterrar vivo al profesor, sin embargo, la Policía actúo lo salvó, quien ahora se encuentra detenido en celdas de la institución del orden. El caso ya es de conocimiento de la Fiscalía.