Colegios y Escuelas de Bolivia

29.8.14

Suspenden a 37 maestros acusados de violencia sexual



En lo que va del año, 37 maestros fueron suspendidos en el país por violencia sexual contra sus alumnos. Todos ellos son imputados por el Ministerio Público, informó ayer el ministro de Educación, Roberto Aguilar. “Estos 37 casos los estamos manejando de manera directa, disponiendo abogados y personal para el debido seguimiento de los procesos”, dijo la autoridad.

En la Dirección Departamental de Educación (DDE) de La Paz informaron que hasta la fecha se recibieron cuatro denuncias de abuso sexual y que todos son procesados. En 2013 se reportaron 26 casos, con mayor incidencia en el área rural.

Estos educadores, al tener un proceso penal en curso, fueron suspendidos de sus cargos, tal como establecen los decretos supremos 1302 y 1320, que fueron promulgados en 2012.

El Ministro de Educación mencionó que la Unidad de Transparencia recibe un promedio de 300 denuncias al mes por casos de corrupción, violencia y maltrato escolar en todo el país.

“Tenemos 15.000 colegios y los estudiantes, padres de familia y profesores denuncian todo tipo de irregularidades, ya sea en la DDE, dirección distrital o la dirección del establecimiento”, señaló el titular del área.

La representante de la Defensoría del Pueblo en La Paz, Teófila Guarachi, informó que en 2013 la entidad recibió más de 300 acusaciones contra maestros que ejercen maltrato hacia sus estudiantes, las que fueron remitidas a la DDE y al ministerio. “Las denuncias fueron por maltrato, violencia y acoso sexual, y vulneración de derechos”.

EL ALTO HALLAN HECES DE RATÓN CERCA DEL DESAYUNO ESCOLAR

La comisión de Educación y Cultura del Concejo Municipal de El Alto halló, en varias unidades educativas, que el desayuno escolar es acopiado en lugares inadecuados donde incluso se constató la presencia de heces de roedores, además de basura y polvo. La inspección se hizo a pedido de los padres de familia.

Educación restituye titulación de 31.000 maestros del Profocom

El Ministerio de Educación restituirá la titulación del Programa de Formación Complementaria para Maestras y Maestros (Profocom), después de que el ejecutivo del Magisterio paceño, José Luis Álvarez, aclaró que la denuncia de corrupción en el sistema afecta a uno y no a todos los graduados.
Álvarez denunció que "había casos de corrupción que afectaban a todos los maestros del Profocom. El ministro de Educación, Roberto Aguilar, ante esta acusación, decidió suspender la titulación de 31.000 maestros, prevista para septiembre, mientras se investigaba.
Ayer, el ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz explicó que se trataba del caso del funcionario Macario Villca, de la Normal de la población de Santiago de Huata, quien había cobrado 200 bolivianos por agilizar los trámites de notas de una maestra. Ante la explicación, el ministro Aguilar decidió restituir la titulación.


"Frente a esa corrección, lo llamaremos así, de parte del profesor Álvarez, lo que se ha decidido en el Ministerio, en primera instancia, continuar con el proceso de titulación. Los maestros que han concluido con los cursos del Profocom continuarán de acuerdo a la programación presentando sus documentos para poderse titular”, afirmó ayer la autoridad en conferencia de prensa.

El ministro explicó que instruyó iniciar inmediatamente la investigación sobre la denuncia que pesa sobre Macario Villca, determinando su suspensión y el inicio de un proceso.

500 alumnos con discapacidad reciben equipos especiales

"Es una fiesta y estoy feliz de estar acá. Yo aprendo mucho y hago tractores que vamos a vender”, contó muy entusiasmado Cristian Urigoyen de 21 años quien se reunió con sus compañeros en el coliseo del Instituto Americano, ayer. Él es uno de los jóvenes con capacidades especiales que recibe clases de carpinteria en la Asociación Boliviana de Padres y Amigos con Necesidades Especiales (Abopane).
Este centro y otros ocho que brindan educación especial y talleres se beneficiaron con esta dotación en un acto con cantos, música y alegría. "600 mil bolivianos se han entregado en equipamiento hoy, y en el caso de toda Bolivia son 3,5 millones este año. En tres años hemos entregado paulatinamente un valor de 25 millones”, detalló el viceministro de educación alternativa y especial, Noel Aguirre.
Se otorgaron audiocentros tiflotécnicos que son útiles para las personas no videntes. Además, un impresor braille y 10.000 hojas de papel especial para imprimir esta escritura que es fundamental para trabajar con gente que tiene esa capacidad especial, otro papel dañaría las huellas digitales de los lectores.
Se entregaron también equipos de comunicación audiovisual que "los niños con discapacidad múltiple e intelectual los usan porque aprenden mejor viendo, con actividades lúdicas y con música”, explicó el profesor Ángel Pérez, director del Centro de Educación especial Mururata que atiende a 150 personas entre dos y 30 años.
Los nueve centros beneficiados aglutinan a 500 estudiantes. Los ayudan a integrarse a la sociedad y a desarrollar sus capacidades. "Yo tengo mi hija de 29 años, pero parece una niña porque tiene retraso . Ella es mi compañera y desde los nueve años que va al Centro de Rehabilitación física y Educación Especial (Cerefe). Ahí, aprendió a hablar y a ser más independiente, pero no conoce las calles. Ahora está aprendiendo a hacer bijouteria y eso me alegra, con eso va a poder tener su dinerito y mantenerse si yo ya no estoy”, relató Bertha Humérez.
"En lo humano es una enorme satisfacción saber que se ayuda. Lo que hacemos es cumplir lo que dice la ley Avelino Siñani- Lizardo Pérez, que es garantizar el derecho a la educación de todos y eso no se cumple si no hay condiciones materiales mínimas”, explicó Aguirre.
Aademás, se entregaron libros, material educativo y mobiliario especial para estudiantes con autismo; y equipos para talleres de costura y panadería que permiten que estas personas aprendan un oficio.
"Es muy satisfactorio trabajar con estos jóvenes y adultos, son buenos y aprenden rápido”, contó el profesor de carpintería, Osvaldo Flores de Abopane que atiende personas con retardo mental. El enseña a 26 alumnos, de entre 16 y 50 años.

Roxana Barrón, de 48 años, es alumna del taller de carpintería del profesor Flores. "Estoy aprendiendo a hacer tractores. Ya sé trabajar en goma eva y en panadería. Yo puedo hacer de todo. Vendo mis productos y también api; soy huérfana y no tengo a nadie, pero ahora trabajo y puedo cuidarme”, contó.

La ayuda en cifras
Centros de educación especialBs 39.396.
Taller de panadería y repostería Bs 96.430.
Para estudiantes con autismo Bs 25.685.
Audiocentros Bs 214.101.
Centros Integrales Bs 67.814.